Belén, Cisjordania. Los líderes cristianos en Tierra Santa esperan que dos nuevas santas Palestinas se conviertan en intercesoras por la paz y un puente entre las religiones.

 

En una conferencia de prensa el 6 de mayo de 2015, el obispo auxiliar William Shomali de Jerusalén dijo: “Estoy seguro de que darán seguimiento de nuestra situación desde el cielo y continuarán intercediendo por la paz y la reconciliación en Tierra Santa, su intercesión es fuerte y eficaz”.

 

Dijo que no solo los cristianos palestinos deberían estar orgullosos de las dos santas, sino también los musulmanes y judíos “pudieran estar aun más felices porque dos personas de nuestro país se unieron al más alto grado de rectitud humana, sabiduría espiritual y experiencia mística de Dios”.

 

“Son modelos para todos e intercesores para todos. Intercediendo por Tierra Santa, no segregan entre cristianos y no cristianos “, dijo. “Por [coincidencia] ambas [se] llaman Mary, Mariam. Es extraordinario: este nombre es común para judíos, cristianos y musulmanes. Que se conviertan en un puente entre todos nosotros.”.

 

Añadió que el presidente Mahmoud Abbas participará en las celebraciones de canonización del 17 de mayo en Roma.

 

“Ahora estamos teniendo una gran celebración. Especialmente hoy que estamos viviendo un momento muy difícil en el Medio Oriente, tener dos santas palestinas es maravilloso”, comentó la Hermana Ferial del Niño Jesús, religiosa del Convento Carmelita mismo que Mariam Baouardy, es decir la Beata María de Jesús Crucificado, fundó en Belén. Trece hermanas son religiosas del convento de clausura, siendo la Hermana Ferial la única originaria de Palestina. Habiéndose unido a la orden después de renunciar a su vida anterior como dueña de tienda y fisioterapeuta, hace cuatro años, también es la única religiosa externa que es la conexión entre las hermanas y el mundo exterior.

 

“Es como poner una luz en un cuarto oscuro. Eso es lo que Mariam y la Madre Marie-Alphonsine están haciendo ahora.”. La Beata Marie-Alphonsine, nació en Soultaneh Maria Ghattas en Jerusalén en 1843 y es la fundadora de las Hermanas Dominicas del Santo Rosario de Jerusalén, la primera y aún la única congregación religiosa de mujeres palestinas. Las Hermanas del Rosario son bien conocidas en Tierra Santa y Medio Oriente por sus numerosas instituciones educativas y fueron las primeras en abrir escuelas para niñas en los pueblos visitados por la Madre Marie-Alphonsine, como se la conoce. Son particularmente queridas por los católicos locales por su estrecha conexión y comprensión de las tradiciones y el idioma de la gente local.

 

Mariam Baouardy, fue una católica melquita, nació en 1846 en el pueblo de Ibillin en Galilea y murió en 1878 en Belén después de haber viajado a Egipto, Francia y la India. Ella fundó un Convento Carmelita en India y uno en Nazaret. También fue conocida como la Pequeña Árabe, o la flor de Galilea, se le concedió una serie de regalos como el éxtasis, la levitación, los estigmas, la transverberación del corazón y el don de la poesía.

 

En una ceremonia celebrada el 18 de abril en Ibillin consagrando la Capilla a Santa María de Jesús Crucificado, el Patriarca latino Fouad Twal, comisionado por la Iglesia católica melquita, recalcó la importancia de las dos mujeres en la formación de dos órdenes religiosas en Tierra Santa.

 

“Esta Tierra Santa, que está sufriendo mucho y por la que muchos sufren, donde hay tantos soldados, donde hay ocupación, guerra y violencia, ha producido dos ejemplos de santidad. Esta debe ser la vocación de esta tierra misma que esperamos continuar “, dijo. “Se espera que el ejemplo de las dos mujeres palestinas, que serán canonizadas precisamente en el Año de la Vida Consagrada, pueda agraciar a los testigos cristianos de la Tierra Santa del siglo XXI”.

 

La Madre Iness Al-Yacoub, Superiora General de las Hermanas del Rosario, dijo que la canonización era una “gran gracia y bendición de Dios” para su congregación.

 

“La canonización nos da esperanza y determinación para continuar nuestra misión en esta tierra bendita”, dijo. La Madre Marie-Alphonsine “nos inspira y nos transmite su mensaje de que la santidad no está tan lejos … sostenga su cruz con alegría y amor a pesar de las dificultades. … camina con Jesús para que no te caigas”.

 

Sentada detrás de una ventana con barrotes en el Convento del Carmelo del Niño Jesús en Belén, la Hermana Anne Françoise, Madre Superiora, dijo que el mensaje de la Beata María era uno de “sencillez y amor sin límites, así como de vivir el Espíritu Santo”.

 

“La canonización es aquí, un modelo para la gente común”, dijo. “Mariam tuvo una gracia muy especial: ayudar a las personas a acercarse, a conectarse, con Dios”.

 

La Hermana Ferial dijo que los problemas en Medio Oriente son el resultado de “la no aceptación del otro”.

“Mariam le preguntó a Jesús: ‘¿Cómo puedo darte más?’ Y Jesús le respondió: ‘Si amas a tus hermanos y hermanas, yo te amaré; si haces bien a los demás, harás bien en mí. “Esto es muy importante para nosotros aquí”. A la madre Marie-Alphonsine se le atribuye haber salvado al menos dos niñas de ahogarse, una en 1885 en la ciudad de Jaffa, y otra, Natalie Zananiri, una ex alumna de la escuela secundaria de las Hermanas del Rosario en el barrio Beit Hanina de Jerusalén. Hace 12 años ella fue de entre cinco niñas rescatada del colapso de un tanque séptico. La madre de la niña había rezado a la Madre Marie-Alphonsine a primera hora de la mañana en una premonición, pidiéndole que protegiera a su hija, y el rescate fue acreditado a la intercesión de la difunta monja. Su rescate erige el camino para la beatificación de la Madre Marie-Alphonsine en 2009. La Beata María fue beatificada en 1983. Rimond Hayek, de 58 años, católica de la aldea de Deir Hanna en Galilea, visitó recientemente el convento carmelita, donde se resguardan las reliquias de la monja.

 

“Es un sentimiento de mucha felicidad, es muy emotivo [que las dos monjas sean canonizadas]”, dijo. “Siento una fuerte conexión con Mariam. Cuando vine aquí lloré. Tengo un esposo enfermo, y siempre le rezo a [Bendita María]. Ella es de aquí. Es un gran orgullo”.

 

Fuente en idioma inglés, traducción de cortesía:

http://ncronline.org/news/global/christian-leaders-hope-palestinian-saints-can-be-intercessors-peace

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*