Día 04: Maria, Madre de Dios

Oración:

Oh Espíritu Santo, inspírame,

Amor de Dios, consúmeme,

Por el buen camino guíame.

María, Madre mía, socórreme,

Con Jesús, bendíceme,

De todo mal, de toda ilusión,

De todo peligro, presérvame.

Pensamientos de Mariam:

Por causa de su fe y humildad, María se siente indigna de ser la Madre de Dios.

Por su fe hacía todos los días crecer en ella a Jesús. Esta misma fe, si nosotros la tenemos, también hará crecer a Jesús en nuestro corazón. („Pensamientos”, p.41)

Roguemos con Mariam:

A los pies de María, mi Madre querida,

he reencontrado la vida.

Oh vosotros todos los que sufrís, venid a María,

a los pies de María recobré la vida.

Vuestra salvación v vuestra vida

están a los pies de María.

A los pies de María, he reencontrado la vida.

(„Pensamientos”, p.42)

Santa Mariam, Santa Mariam, ruega por mí y por todas mis intenciones. (Formulad vuestras intenciones en el silencio de vuestro corazón)

Padre Nuestro. Dios te salve. Gloria Padre.

Oración final:

Dios, Padre nuestro, por intercesión de la Santa Maria de Jesús Crucificado

y en la confianza en tu Hijo te presento mis intenciones.

Padre celeste, yo no sé si lo que te ruego corresponde a tu voluntad.

Entonces con Jesús en El Huerto de los Olivos añado:

“Hágase tu voluntad y no la mía”

Acoge mi suplica por Cristo Jesús y el Espíritu Santo.

Amen.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*